BLOG

La soledad

¿Es la soledad algo que deba de preocuparnos o es un arma de doble filo?

Abro esta entrada con esta pregunta ya que muy pocos se atreven a estar solos, es decir alejado un tiempo de todos, sentir esa sensación caótica y escuchar tus propios pensamientos, es una prueba difícil, unos la pasan en soledad por depresión al aislarse de todo y es algo que debemos de cuidar.

Veras la soledad es como entrar a un cuarto y no ver nada, solo estar en sintonía con lo que te distrae y comenzar a sentir un poco de miedo por que pues esta siendo muy diferente, cosas que antes solías hacer dejaste de hacer por cualquier motivo, pero es aquí donde rescato muchas cosas que son positivas para el desarrollo de una persona y es el encuentro con uno mismo.

Cuando uno atraviesa ese punto en su vida de soledad total comienza a conocer sus inseguridades, sus virtudes y sus emociones a diferencia de cuando estas acompañado, siempre hay un factor que te distrae o siempre hay alguien ahí para animarte el día, en este caso eres tu y solo tu. Suena muy dramático y lo es, he estado un tiempo largo en soledad y me ha ayudado mucho a entender lo suficiente de mi persona como para decir “quiero esto en mi vida” sin titubear.

La soledad al principio es dolorosa y difícil de llevar pero cuando comienzas a conocerte a realizar una verdadera introspección comienza a llevarla de otra manera, comienzas una nueva convivencia y comunicación interna muy distinta ha como lo tenías antes y curioso pero las personas te comienza a percibir como si todo estuviera normal en tu vida, pero en realidad pues estas en este punto. Y es aquí donde uno entiende que todo cambio inicia desde adentro para poder ser manifestado en el exterior, entre mejor te sientes contigo mismo la gente comienza a percibir eso, “tu vibras” en una sintonía de calidad.

Pero lo más difícil una vez que estas cómodo contigo mismo y en ese punto de tu vida que te entiendes, te conoces, te sientes, llega el momento de intentar salir de ese cascaron, en donde el mundo pues solo eras tu, en donde nadie te retaba, nadie te daba puntos de vistas diferentes y nadie te ponía en un punto vulnerable. Esta parte es la más complicada, la reincorporación a la vida social, ¿Por qué?

Cuesta volver a reincorporarte con tus amigos o intentar relacionarte por que tienes otra manera de pensar que muy pocos se han atrevido a llevar, muy poca gente se cuestiona y muy pocos se atreven, las platicas o las convivencias se vuelven algo difíciles pero es aquí en donde todo ese tiempo se pone a prueba. Es cuando comienzas a entender que ese tiempo era para ti y que una cosa eres tu y otra los demás, que tu nueva versión es tuya y que poco a poco te pondrás al día y volverás a conectar pero con un nivel mas elevado de conciencia y de inteligencia emocional, sabrás poner limites y decir “no” a lo que no quieres por que el estar solo ya no te da miedo.

Toma tiempo para cada uno llegar a este punto, unos pasan y otros no, pero yo te puedo decir desde mi experiencia que fue un período muy largo de soledad que valió la pena llevarlo a mi manera y pues hoy estoy en otro punto de mi vida que yo mismo me admiro, algo que antes no valoraba.

Excelente día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat